martes, 2 de agosto de 2016

JOSE VICENTE FUE PREGONERO

José Vicente fue profeta en su tierra
La Feria y Fiestas del jubileo dejaron una imagen para el recuerdo.



El músico José Vicente Romero Camacho, dos veces nominado a los Hollywood Music in Media Awards (HMMA) de Estados Unidos, los conocidos como ‘Óscars de la música’, dio el pregón anoche de las Ferias y Fiestas del Jubileo de Calzada de Calatrava (Ciudad Real), su pueblo, en cuya banda de música estuvo unos 30 años, afirmando que estas fiestas le ponen las pilas y le hace sentirse profeta en su tierra. Miles de personas arroparon su pregón y la inauguración de la Feria calzadeña, con casi 3 siglos de historia, al frente de ellos el alcalde Félix Martín y la Corporación Municipal.
Abrió el acto inaugural el desfile de Gigantes y cabezudos, acompañados por la AC Armaos y la Agrupación Musical Santa Cecilia, por las calles del pueblo, que partió del que fuera Convento de los Franciscanos para recorrer el pueblo, recoger a autoridades e invitados en la plaza de España, detenerse en el Hogar Santa Isabel y tocarles “Paquito el chocolatero” a sus mayores; y dirigirse todos al Recinto Ferial, donde se efectuó el corte de cinta ante un nuevo y estupendo arco de luces, se asistió al disparo de los fuegos artificiales, y se escuchó el pregón antes de dar paso a un aperitivo general y gratuito, este año con productos donados por la empresa “Pura Mancha”, queso de DO Queso Manchego y cordero DO Cordero Manchego.
Con un “buenas tardes-noches paisanos y paisanas”, comenzó su pregón el músico calzadeño José Vicente Romero, antes de pasar a recordar los orígenes del Jubileo y su infancia, adolescencia y juventud en el pueblo. Con la misteriosa luna menguante como testigo, hizo un viaje imaginario a Umbría, en Italia, donde hay una pequeña iglesia en la que nació el movimiento de los monjes franciscanos, muy relacionados con el origen de las Fiestas del Jubileo calzadeñas, que siempre pensó eran laicas, pero no. La calzadeña Beatriz Carrillo en 1719 mandó construir un convento de capuchinos franciscanos en Calzada, para el culto a San Francisco de Asís. Fueron ellos los que introdujeron la Fiesta del Jubileo de la iglesia italiana que vio nacer a los franciscanos, y que se celebra el 2 de agosto, así como el día de la indulgencia plenaria, especie de remisión del pecado.  

A mediados del siglo XIX con las desamortizaciones se fueron los franciscanos y esta fiesta religiosa estaba condenada a desaparecer, pero el pueblo y las autoridades de entonces decidieron conservarla para recordar a esos franciscanos. Con el tiempo aquella fiesta religiosa “se convirtió en una celebración profana o laica, de jolgorio, reencuentro vecinal y memoria colectiva, en la que los calzadeños disfrutamos y nos reencontramos”, dijo.

Tras repasar sus recuerdos infantiles en el ferial con sus padres y abuelos. Como músico, recordaba “especialmente esa amalgama de sonidos inconfundible del Ferial mezclada con la música de las verbenas del Convento”. En su adolescencia, alternaba trabajos de camarero y albañil “con las necesidades sociales y locuras hormonales de aquella edad. Y en esta Feria viví el primer beso con la madre de mis 2 hijos”, añadía Romero Camacho, al tiempo que se acordaba especialmente la Feria del 2001, pues el día anterior a su apertura aprobó la oposición de maestro, y lo celebró en grande.

Por supuesto, recordó su periplo musical con la Agrupación Santa Cecilia, desde los 9 años, trompeta en mano con Don Carmelo Ortiz, y rememoró los pasacalles festivos o la traca final estruendosa en la calle del Convento del Jubileo de antaño. Para terminar su pregón dejando claro como “a mí la feria de Calzada me pone las pilas, me pone tanto, que hasta pensé en componer una pieza para tocar en sus pasacalles, que magistralmente podría interpretar la banda de mi pueblo, la que fue mi banda durante 30 años”, dijo, quien dio, por último su “sincera gratitud por dejarme ser vuestro pregonero, lo que hubiera enorgullecido a mis abuelos, por hacerme sentir profeta en mi tierra.  Y animo a los presentes a sentirse memoria colectiva y presente de esta Feria” al grito de “Vivan las Fiestas y Calzada”.

El alcalde de Calzada de Calatrava, Félix Martín, y la concejala de Festejos María José Castillo le entregaron una placa de reconocimiento. En su intervención, el alcalde dio la bienvenida y las gracias a la Corporación Municipal; e invitados, entre ellos varios diputados y senadores, Carmen Quintanilla, Rosa Romero, Carlos Cotillas, Miguel Angel Valverde, y varios alcaldes, representantes municipales y diputados provinciales de la comarca y provincia, entre otros.

Félix Martín deseó más éxitos “porque hay edad y talento” al pregonero, pidiendo un fuerte aplauso para el mismo. Y dio por inauguradas estas Fiestas del Jubileo, confiando en que será “un fin de semana monstruoso del que os invito a disfrutar, día a día, del extenso programa de festejos, para relajarnos del trabajo y estrés, ya que vendrán años mejores”.
Antes de dar por inauguradas las Fiestas 2016, agradeció también a “Pura Mancha”, empresa calzadeña que ha regalado Queso y Cordero Manchego, ambos con denominación de origen, para esta inauguración y otros actos, como los días del vermú o la caldereta del sábado, “por lo que estas fiestas serán en honor al cordero manchego, como agricultor que soy es reseñable que reconozcamos nuestros productos agroalimentarios, dándolos a conocer y comiéndolos también, todo sea dicho, que muchas veces ni los conocemos”.
A las novedades de estas Fiestas se refirió la concejala de Festejos María José Castillo, entre ellas al gran arco luminoso de ferias y fiestas y el bonito fotocol trasero del escenario, éste autoría de Jerónimo Blanco. Pidió un aplauso para los integrantes del Plan de Empleo, que han restaurado los gigantes y cabezudos, y enumeró otras novedades como la clara apuesta musical de las Fiestas.


Publicar un comentario