jueves, 1 de marzo de 2018

GRANÁTULA CONMEMORA EL 225 ANIVERSARIO DE ESPARTERO

Comienzan las actividades conmemorativas del 225 Aniversario del nacimiento de Baldomero Espartero en Granátula de Calatrava


El subdelegado de Defensa, el coronel Juan Manuel del Hierro Rodrigo, ha puesto hoy en valor la figura de “uno de los militares más importantes que ha tenido este país, muy reconocido por su valentía”, que “desempeñó un papel histórico fundamental para mantener el orden constitucional en su momento”, antes de inaugurar una banderola con la que se presenta la nueva imagen que acompañará la celebración de todas las actividades de este importante año para la localidad


Granátula de Calatrava (Ciudad Real) ha acogido hoy el primero de los actos que la localidad celebrará con motivo del 225 Aniversario del nacimiento de quien fuera Regente de España, Baldomero Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro, que nació justamente tal día como hoy, el año 1793.  
El Ayuntamiento de Granátula ha preparado una serie de actividades y conmemoraciones para celebrar este 225 Aniversario, que han comenzado con un sencillo acto, en el que se ha descubierto la nueva imagen de este Aniversario Espartero, una banderola conmemorativa que se va a colocar en el Ayuntamiento de la localidad, a la que se sumarán otras dos en la Casa Espartero y a la entrada al pueblo desde Almagro, en los próximos días.
Durante el acto, presidido por el subdelegado de Defensa en Ciudad Real, el coronel Juan Manuel del Hierro Rodrigo, el alcalde granatuleño, Félix Herrera, ha estado arropado, además de por los vecinos, por el presidente de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava, Miguel Ángel Valverde, y otros alcaldes de la comarca, como es el caso de Calzada de Calatrava, Torralba de Calatrava, Pozuelo de Calatrava, Aldea del Rey o Moral de Calatrava y Ballesteros de Calatrava, entre otros, así como el jefe de la compañía del cuartel de la Guardia Civil de Manzanares, Lorenzo Julián Benedet Andrade.


Espartero desempeñó un papel histórico fundamental”
Del Hierro ha puesto en valor la figura de Espartero “uno de los militares más importantes que ha tenido este país, muy reconocido por su valentía, así como su preocupación por sus subordinados”, aunque también ha mostrado su convencimiento de que su figura debe tomar un mayor relieve, “puesto que se ha olvidado un poco y no podemos de dejar de tener en cuenta que desempeñó un papel histórico fundamental para mantener el orden constitucional en su momento”.
Por su parte, el alcalde de la localidad ha destacado que durante este año conmemorativo se celebrarán varios actos para ensalzar la figura del militar, como unas jornadas históricas, durante el próximo mes de mayo, así como diferentes conciertos de bandas militares, además de una parada militar en la que, como ha asegurado Hererra, “el coronel Del Hierro está poniendo mucho empeño para que sea una realidad”.
Asimismo, ha avanzado que, a mediados de año, podrían finalizar las obras de adecuación para su uso como Museo Local de la Casa Espartero, la casa natal del reconocido militar, por lo que ya podría abrirse al público para que los visitantes puedan disfrutar de su legado. Y es que, desde el pasado otoño, el consistorio granatuleño trabaja en la primera fase de rehabilitación de la misma, donde se comenzaron a construir unos aseos con trabajadores de los planes de Empleo y se están acometiendo otras obras por parte de albañiles del pueblo, consistentes en el arreglo de la fachada, terminación de los servicios y arreglo del patio y de una de las salas, que albergarán fondos relativos a Baldomero Espartero.

Para próximas legislaturas, en las fases siguientes previstas, el Ayuntamiento quiere crear en este inmueble un Centro de Interpretación que incluya elementos sobre todos los recursos turísticos, patrimoniales y medioambientales de Granátula, como son el yacimiento arqueológico de Oreto-Zuqueca, el Volcán-Museo Cerro Gordo, etc.
Este inmueble, de cerca de 400 metros cuadrados, está dotado además de un corral cercado de unos 100 metros cuadrados, y se encuentra en la calle Duque de la Victoria, número 7, cerca de la estatua en su honor.
Según comenta el alcalde de Granátula, Félix Herrera, estas obras se acometen con fondos propios y otros 21.000 euros de una subvención de la Diputación provincial. Cuando se rehabilite, se volverá a colocar la placa que había en su fachada, que se puso hace decenas de años donde se indicaba el lugar de nacimiento de Espartero, y que tiene a buen recaudo el Ayuntamiento.
Recordar que, la pasada primavera, el Ayuntamiento de Granátula recibió la donación de esta casa, donación que fue firmada ante el notario de Calzada de Calatrava, suscribiendo la misma el alcalde granatuleño, Félix Herrera, en presencia del secretario general del Ayuntamiento, Fernando Blanco, y de Francisco Delgado, representante legal de la familia donante de la misma, hermanos Malagón Malagón.
Félix Herrera ha explicado que se catalogará e inventariará la documentación y enseres que la familia Malagón Malagón tenía, y que sacaron del lugar cuando se trasladaron a vivir a Valdepeñas.
Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro (Granátula de Calatrava, 27 de febrero de 1793-Logroño, 8 de enero de 1879), era el menor de ocho hermanos e hijo de un carpintero-carretero, en una familia trabajadora de la clase media preponderante en Granátula de Calatrava. En 1808 se alistó en el ejército para formar parte de las fuerzas que combatieron tras el levantamiento del 2 de mayo en Madrid contra la ocupación napoleónica.
Conocido generalmente como Baldomero Espartero, fue un militar español que ostentó los títulos de príncipe de Vergaraduque de la Victoriaduque de Morellaconde de Luchana y vizconde de Banderas, todos ellos en recompensa por su labor en el campo de batalla, en especial en la Primera Guerra Carlista, donde su dirección del Ejército isabelino o cristino fue de vital importancia para la victoria final. Además, ejerció el cargo de virrey de Navarra (1836).
Combatiente en tres de los cuatro conflictos más importantes de España en el siglo XIX, fue soldado en la guerra contra la invasión francesa, oficial durante la guerra de independencia del Perú y general en jefe en la ya mencionada primera guerra carlista. Vivió en Cádiz el nacimiento del liberalismo español, un camino que no abandonaría jamás. Hombre duro en el trato, valoraba la lealtad de sus compañeros de armas -término que no gustaban de oír los demás generales- tanto como la eficacia.
Espartero combatió en primera línea y fue herido en ocho ocasiones. Convencido de que su destino era gobernar a los españoles, fue por dos veces presidente del Consejo de Ministros y llegó a la jefatura del Estado como regente durante la minoría de edad de Isabel II, aunque rechazó la Corona de España y fue tratado como una leyenda desde bien joven. Ha sido el único militar español con tratamiento de Alteza Real y, a pesar de todas sus contradicciones, supo pasar desapercibido los últimos veintiocho años.
Publicar un comentario